El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Bienvenidos

El desarrollo democrático es un proceso, que no resulta de una sumatoria de los conceptos "desarrollo" y "democracia", sino de una integración y potenciación del significado de cada uno de ellos. En nuestra concepción el desarrollo democrático engloba tanto los aspectos normativos o institucionales del proceso de gobernabilidad, como la participación efectiva de los ciudadanos en la selección de dirigentes y en la orientación de las políticas públicas.

La generación de desarrollo económico, humano y social depende también de la existencia de instituciones políticas que faciliten una representación efectiva y permitan el control público de políticos y gobernantes.

Nos planteamos el apasionante desafío de observar, monitorear y evaluar el comportamiento de gobiernos y sociedades de América Latina en relación con su desarrollo democrático, ya que creemos que la democracia es la mejor vía para resolver los conflictos internos y para concretar un modelo de desarrollo que resuelva antiguas deudas sociales y económicas. Nuestra tarea intenta destacar las virtudes que deben potenciarse, pero también, mostrar los vicios que debemos erradicar de la democracia latinoamericana.

Pocos son los países de la región que muestran una trayectoria de calidad institucional, con respeto a las libertades y derechos de sus ciudadanos, sin estridencias ni convulsiones, que logran crear un círculo virtuoso de democracia, prosperidad y calidad de vida. Esos ejemplos son fuente de esperanza.